La carta natal como orientadora en el proceso de autoconocimiento.

Desde la mirada de la Astrología Psicológica

"La carta natal revela la naturaleza de nuestra “semilla”: un mapa donde podemos ver qué “tipo” de semilla somos, qué es lo que tiene que crecer a partir de esta semilla, y a partir de ahí poder cooperar en su realización."

Desde la visión astrológica cuando algo nace se constela en el cielo cierto movimiento planetario que a modo de una fotografía el astrólogo dibuja tomando la fecha-hora y lugar de nacimiento de ese evento dándole un domicilio en la tierra a esa energía. Ese mapa que trazamos simboliza una energía potencial de eso que está naciendo. Pensemos que eso que hemos trazado (La carta natal con todas sus rayitas, casas y aspectos) puede ser la misma para un gato, un negocio un evento o una persona, y aun siendo de un ser humano, no es lo mismo que ésta haya nacido en Buenos Aires o en Africa, la diferencia fundamental tiene que ver con el tema de la CONCIENCIA y lo que la persona, en este caso haga con esa energía.

Desde la mirada de esta astrología es clave el trabajo con la persona para ver como ésta ha ido captando sus energías, como las ha integrado o no, cuanto hay en Luz (lo que reconozco de mi) y cuanto en Sombra (lo que no reconozco de mi y proyecto afuera). Aunque se trate del caso de hermanos gemelos, este desarrollo de conciencia es único, personal e intransferible y tiene que ver con muchos factores desde lo que hemos traído de otras vidas, el medio ambiente en los primeros años y como hemos sido marcado psíquicamente por eso, por ejemplo, aquellos actos por los que hemos sido premiados seguramente conformarán una personalidad ligada a esa parte nuestra que ha sido mas alentada o fomentada y quizá rechazaremos de nosotros mismos aquellas partes que los demás censuraban. Todo esto dará pie al astrólogo para iniciar junto con la persona la investigación sobre como estas energías que estaban en potencial en el cielo en el momento de su nacimiento están operando en su vida y como podemos ayudar a que vaya integrando aquello que desconoce de si misma.

A diferencia de otras miradas astrológicas que pretendía saber "todo" de la persona, cuantos hijos iba a tener, si se iba a casar si sería feliz o si su vida seria un fracaso total mas bien apuntamos al proceso de autoconocimiento e integración de estas diferentes energías y hacemos un poco el trabajo contrario a la antigua astrología: son los acontecimientos que le "suceden" a la persona en forma de vínculos, situaciones y experiencias las que nos hablan de como ella capta o asimila psíquicamente estas energías de su carta.

Es importante tener en cuenta que las energías del mapa natal, aquel estado planetario en el cielo a modo de un “sello” siempre estarán presentes en nuestra vida, sepamos o no de astrología, y que las mismas estarán operando en lo diario en forma constante, aquellas cosas que “nos pasan” estarán señalando aquello que SOMOS en esencia. Recorreremos a lo largo de la vida diferentes arquetipos siempre ligados a lo trazado en nuestra carta. Visto desde esta mirada astrológica somos tanto LUZ - lo que tenemos consciente, aquello con lo cual nos identificamos y decimos "yo soy" como SOMBRA - aquello que energéticamente está en nuestra carta natal, que viene en forma de vínculos y experiencias varias pero que no podemos reconocer de nosotros mismos.

“Aunque la carta natal en sí es completa e indivisible, la mayoría de nosotros excluimos aquellas facetas de nuestra personalidad que más nos disgustan identificándonos con aquellas partes más conocidas y aceptadas (por nosotros mismos y por los demás). Así se conforman las diferentes subpersonalidades algunas de las cuales se hallan en un estado inconsciente. Esto produce la ilusión de ser solo una parte y no un todo”. (Barbara Levis – Revista Uno Mismo)

Entonces la carta natal serviría como un mapa-guía con el que contamos para ir reconociéndonos en esos acontecimientos que nos pasan. Por ejemplo, esa pareja que idealizamos, o esa suegra que rechazamos, esa persona a la que no queremos ver ni pintada" son vínculos que están hablando de quienes somos.

En este tipo de astrología no hay certezas literales sobre "como" van a pasar las cosas –“porque está escrito” sino ir descubriendo quienes somos a través de los acontecimientos que vamos viviendo. Un trabajo permanente de atención adentro-afuera mediante la herramienta astrológica.

Por ejemplo desde esta mirada, es irrelevante pensar en "si me conviene" o no tal persona, ya que esas personas que se acercan a mi vida en algunos momentos me estarían revelando aquellas partes de mi mismo que posiblemente desconozco. Mas bien cabría preguntarse ( o preguntar al astrólogo en este caso) ¿que parte de mi carta, que energías de la misma está trayendo esta persona a mi vida en este momento?. Esto invita al trabajo continuo con la propia carta natal, prestando atención a los distintos tránsitos, revoluciones y ciclos que en su movimiento activarán energías del mapa natal para ir integrándolas psíquicamente al resto de nuestro sistema.

Para esto es fundamental el contacto y trabajo en conjunto astrólogo-consultante, para ir siguiendo el movimiento consciente que la persona ha hecho con estas energías.

Si tomamos la metáfora del iceberg para graficar el modelo del psiquismo: lo que aparece en la superficie es sólo una pequeña parte de quienes realmente somos.



En el dibujo de abajo, lo que la persona tiene consciente de su carta (la parte de arriba) es todo aquello con lo que ella se identifica diciendo “yo soy” lo que ella cree que es.

La parte de abajo son todas aquellas energías que como astrólogos vemos que están en la carta pero que la persona no reconoce de si misma y que mas bien, suelen ser acontecimientos padecidos a lo largo de la vida, en forma de vínculos, imprevistos o situaciones que podemos llamar “de destino” la persona suele referirse a estas cosas como “me pasó”, “me pasa”, “sucede”. A veces también son situaciones o personas que nos fascinan e idealizamos.

Lo que nosotros vamos haciendo en el trabajo de psicosintético con la carta natal es ir armando como combos de energía que nos muestran las diferentes partes (sub-personalidades) de esa persona, para que ella pueda ir reconociéndose en esas energías que muchas veces son muy contradictorias entre si. Como se verá, hay algunos combos que son muy diferentes de otros energéticamente hablando.

Entonces por ejemplo una persona puede tener el Sol en Cáncer y la Luna en Acuario. Cáncer tiene que ver con lo tierno, lo cerrado, afectivo, la necesidad de contacto y apego y Acuario tiene que ver con lo desapegado, lo abierto, la distancia, la libertad…Entonces tenemos energéticamente hablando, en la misma persona una parte muy apegada que necesita mucho contacto y otra muy desapegada que necesita espacio y libertad, como astrólogos vemos esto. Pero no podemos saber si la persona se va a identificar (la parte de arriba) mas con la parte del apego o con la parte de la libertad. Lo único que sabemos es que en la vida esta persona tendrá que ir haciendo un trabajo de integración entre estas partes aparentemente tan distantes

Jung (psicólogo Suizo) decía” Lo que desconozco de mi mismo me viene por destino”.

Y en este caso por ejemplo si es mujer y se identifica mas con la parte sensible, afectiva, apegada de Cáncer, buscando estabilidad, siendo una ama de casa, no entiende como es que está viviendo ya su tercer divorcio de hombres desapegados, distantes y libres, locos, “que le vienen” por destino cuando ella anhelaría quedarse en el nido con sus pollitos y estar todos juntitos. Ella dice “esto no soy yo” (el desapegado) yo soy afectiva, dulce, busco estabilidad!!...podemos decir en este caso que hasta que ella no reconozca también su parte libre, excentrica y desapegada atraera a su vida este tipo de personajes que complementan su carta.

En este dibujo los mosaicos de colores simbolizarían las diferentes partes de nuestra energía, cada color (cada sub-personalidad ) se presentaría como separada del resto. El Centro amarillo representa el Si Mismo donde todas estas partes se hallan integradas .


El trabajo con la propia carta sería:

1º) El armado energético de los núcleos de la carta (las diferentes personalidades.)

2º) La identificación de esas diferentes personalidades.

2º) Observar y reconocer como a lo largo de la vida esas partes han estado repartidas en vínculos o situaciones que hemos padecido que padecemos, o que admiramos en otros.

3º) Intentar un posible diálogo entre estas diferentes sub-personalidades, ver como interactúan entre ellas, notar que algunas combinan muy bien y trabajan juntas y otras se rechazan entre si.

4º) Situar el momento energético en relación al aquí y ahora en la vida del consultante esto se hace mediante varias técnicas que son

  • Los tránsitos del momento
  • Ciclos de Vida
  • Progresiones Secundarias
  • Revolución Solar para el año.
  • Punto de Edad en la Carta Natal

Si fuera necesario también las sinastrías con personas cercanas ayudan mucho a la toma de conciencia respecto a que energías estoy proyectando afuera.

“Somos nuestros vinculos”

Sinastria

Este trabajo nos permite participar en la construcción de nuestro destino encontrando significados para hechos de nuestro pasado que pudieron quedar desconectados de lo que creíamos ser e integrarlos a nuestro presente en forma creativa. En el caso de la persona del ejemplo que tenía Sol en Cáncer y Luna en Acuario podría quizá ella misma comenzar a percibirse como alguien que tiene el talento o la capacidad de crear nidos abiertos y diferentes a lo común de la gente sin sentir contradicción en ello, buscando ella misma mas libertad y apertura en sus vínculos, sabiendo que lo que protege es algo mucho mas grande y abierto que el apego cotidiano.

Fragmento del Libro DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD de Howard Sasportas

En su libro “Lo que podemos ser”, Piero Ferucci escribe que <<cada uno de nosotros es una multitud>>. El psicólogo humanista inglés John Rowan habló de una sociedad interna compuesta por las diferentes personas que hay dentro de nosotros. Estas citas expresan la misma idea, a saber, que una persona consiste en una multiplicidad de seres internos. Exhibimos un tipo de comportamiento en el trabajo, otro en casa, uno diferente en las reuniones sociales, y otro más cuando paseamos solos por el campo. Es muy frecuente que nos deslicemos de una a otra de nuestras identidades sin que nos demos demasiada cuenta de ello. Para decirlo de forma mas sencilla, todos tenemos diferentes maneras de ser, según las circunstancias y los ámbitos dónde nos toque actuar. Cada una de esas partes diferentes - a las que llamamos subpersonalidades - puede tener su propia manera de andar, su propia manera de hablar, su propia postura corporal, una voluntad específica, y necesidades e impulsos propios. Las subpersonalidades son “satélites psicológicos” que coexisten en el seno de la personalidad.

Es obvio que este concepto se relaciona muy bien con la carta natal, porque también los diversos planetas y signos representan las diferentes partes o fragmentos de nuestra estructura psicológica. Se puede mirar una carta, y preguntarse, qué apariencia tiene tal o cual emplazamiento, qué es lo que quiere, y cómo se presenta.

Por ejemplo, una mujer que tiene a Venus en Virgo en el Ascendente, ¿qué apariencia quiere dar? ¿Cuál es su forma de abordar a la gente? ¿Qué necesita o qué le gusta?


Con el tiempo he llegado a tener una fe total en la carta. A veces tengo ante mí a una persona que me da una determinada impresión, pero en la carta hay algo que no concuerda con eso. En tales casos, le doy crédito a la carta no a la persona. La carta es útil para evaluar subpersonalidades que, incluso para la persona permanecen ocultas.

Una vez que reconozcan una subpersonalidad pueden darle un nombre, y después hacer una descripción general de ella, como si fuera un personaje. Investiguen lo que necesita, lo que desea. Observen en qué circunstancias aflora a la superficie. Presten atención a sus puntos fuertes y débiles, y a la forma en que interactúa con otras subpersonalidades. Howard Sasportas.

Bueno, esperamos que desde este enfoque podamos explorar juntos las múltiples posibilidades que se hallan trazadas en tu mapa natal y sumergirnos en la aventura de descubrir y situar esa energía también en el aquí y ahora observando que se está activando en tu vida en estos momentos para que halles mayor comprensión, sentido y alegría en tu momento actual, en relación al pasado con miras a un futuro mas consciente.

Astro-Síntesis
SitioWeb:
www.astro-sintesis.com